La guía definitiva para liberar espacio en el teléfono celular


Digital Nomad concept

Estas herramientas en la nube pueden ayudar a despreocuparnos de la capacidad de nuestros celulares.


 

Cada vez se toman más fotos con el teléfono, se reciben más WhatsApp con adjuntos y se descargan archivos para disfrutar en momentos de ocio. El espacio de almacenamiento en los móviles se ha convertido en un nuevo edén al que todo usuario aspira. No hay peor noticia que leer en la pantalla que no se pueden almacenar más fotos, o peor todavía, actualizar el sistema operativo, debido a una falta de espacio.

El aumento de la capacidad de almacenamiento en los teléfonos móviles ha seguido una senda lenta, pero constante; sin embargo, esta curva parece que comienza a aplanarse poco a poco. ¿Por qué motivo, si la demanda de espacio sigue creciendo? La respuesta la encontramos en la nube: los fabricantes aprecian toda ventaja, y no solo para el usuario, en optar por confiar el contenido multimedia en un servidor remoto.

 

La solución está en la nube

Esta apuesta traslada la necesidad de espacio de un limitado hardware a una escalable estructura remota, con las siguientes ventajas para el usuario:

No debe hacer una gran inversión en un modelo con más capacidad de almacenamiento y, en este sentido, conviene recordad que los soportes físicos (SSD) son más caros que el espacio en un servidor remoto.

El espacio de almacenamiento remoto es flexible, con lo que cada usuario podrá disponer de él en función de las necesidades particulares de cada uno: más espacio cuando se necesite, menos para los perfiles de uso bajo. El almacenamiento deja de ser un problema para el usuario del móvil.

En caso de robo, avería o pérdida del dispositivo, los datos permanecerán a buen recaudo, pudiendo restaurarse en el siguiente equipo.

La nube es el mejor depósito para compartir contenido, puesto que basta con obtener un link de la colección de fotos o vídeos para compartir y evitar saturar los correos electrónicos o WhatsApp con adjuntos.

¿Por qué no se opta de forma masiva por servidores externos en lugar del almacenamiento en el propio dispositivo? De hecho, y aunque posiblemente no todo el mundo sea consciente de ello, ya lo están haciendo el grueso de fabricantes: Google insiste a los propietarios de Android para que activen la sincronización con Google Fotos, mientras que Apple hace lo propio con iCloud.

Las grandes marcas tienen buenos motivos para seducir a sus clientes con las bonanzas de los servidores remotos: permiten la posibilidad de contratar planes de suscripción, un beneficio para ellos, puesto que además de perpetuar la facturación con el cliente, lo retienen al generar más resistencias ante un posible cambio de plataforma. Si alguien tiene, por poner un ejemplo, 20.000 fotos en Google, ¿Para qué complicarse la vida migrándolas a iCloud al comprar un iPhone?

Se puede percibir un riesgo de cara a la privacidad, pero lo cierto es que estos servicios ofrecen principalmente seguridad ante pérdidas accidentales. Los expertos destacan que las empresas que proveen el servicio de alojamiento en la nube “se cuidan mucho” de garantizar la privacidad de sus usuarios, algo que en algunos países está regulado rigurosamente por la legislación.

Las principales soluciones en la nube, tanto Google como Apple ofrecen un servicio a la medida de sus positivos. El cifrado de extremo a extremo y la posibilidad, por parte del usuario, de gestionar toda su información desde la propia app, sirven como prueba de facto que se trata de un extra al servicio de sus abonados. Las valoraciones positivas en ambas tiendas de aplicaciones (Google Play y App Store), confirman que es un sólido producto.

 

© Grupo Agencia del Plata, todos los derechos reservados

 

 


 

css.php Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.