ARGENTINO CREÓ UNA MÁQUINA PARA HACER VASOS ECOLÓGICOS


| CIENCIA & TECNOLOGÍA | “Souri”, el nombre de esta ambiciosa máquina. Un joven científico argentino encontró un remedio para reducir la acumulación de tanto plástico en nuestro planeta: vasos biodegradables, hechos de algas. Son prácticos, comestibles y también pueden ser desechados sin perjudicar el medio ambiente


|Jerónimo Batista Bucher, un argentino oriundo de Vicente López, Provincia de Buenos Aires que, con 21 años, ya es un joven emprendedor destacado no solo en Argentina sino también en Latinoamérica, Europa y Estados Unidos, con su invento crea vasos biodegradables hechos de algas.

Soriu es el nombre de la máquina que fabrica vasos comestibles, diseñada por Jerónimo. Los elabora a partir de un extracto de alga japonesa que lleva ese mismo nombre. Los vasos pueden utilizarse en cualquier contexto. Son prácticos, comestibles y también pueden ser desechados sin perjudicar el medio ambiente, ya que se degradan en solo dos semanas.

¿Cuál fue el descubrimiento de este joven científico argentino?

La máquina, que recibe el nombre de “Souri”

Un vaso biodegradable, con el mismo formato que los descartables, cuya materia prima son extractos de algas que se producen en entornos naturales marinos o canales. Pueden contener distintos líquidos, servir para composta luego de ser utilizados o abandonarse sobre la tierra donde se degradarán naturalmente en menos de dos semanas.

El desafío de producir estos vasos biodegradables es la misión actual de este joven científico que cursa el cuarto año de la carrera de Biotecnología en la Universidad de San Martín (UNSAM). Por lo que, trabaja incansablemente para perfeccionar el prototipo de la máquina, que recibe el nombre de “Souri” y que fabrica los innovadores recipientes que ayudarán a proteger el planeta.

“Desde que lancé el laboratorio de desarrollo en la Universidad, a finales del año pasado, he podido acelerar el proceso de investigación aplicada, con el objetivo de lograr la construcción de las máquinas lo antes posible”, aseguró Jerónimo, cuyo proyecto está aún en período de prueba y a la espera de financiamiento. 

 


 

 

Revista Tiempo 30

css.php