DENUNCIA DE LOS JUDICIALES BONAERENSES | Bajo cero en el edificio de penales de Quilmes

 

 

 


| SEGURIDAD E HIGIENE LABORAL | Bajo cero en el edificio de penales de Quilmes. El edificio sede de las Fiscalías de Quilmes se encuentra sin calefacción y se dispuso el asueto a partir de las gestiones del Sindicato. Una muestra más de la crisis de infraestructura que la AJB viene denunciando


 

|Desde el día martes uno de los dos equipos de calefacción del quinto piso del edificio del Fuero Penal de Quilmes -allí funcionan la mayoría de las fiscalías de dicha localidad- no funciona.

Ante las bajas temperaturas imperantes y la ola polar pronosticada para fines de esta semana, la conducción de la Departamental Quilmes de la AJB se hizo presente en la Fiscalía General, donde fueron informados de que uno de los equipos se encontraba fallando y que el día miércoles la empresa prestataria del servicio de mantenimiento realizaría las reparaciones pertinentes.

____________

“Las y los compañeros que trabajaban en ese edificio, durante los días martes y miércoles calefaccionaron sus oficinas con aparatos eléctricos. Sin embargo, ello no fue suficiente para mantener una temperatura que les permitiera trabajar en condiciones adecuadas, por lo cual realizamos las gestiones correspondientes ante la Fiscalía General para que se disponga el retiro del personal hasta tanto se repare el equipo”, manifestó Gonzalo Cianis, Secretario General de la Departamental.

____________

Los trabajadores judiciales en riesgo

Este jueves 4 de junio, ante la persistencia del problema, la Fiscalía General -mediante la resolución N° E-II-2019- decretó el asueto administrativo para el personal que presta servicios en el quinto piso del edificio del Fuero Penal de Quilmes, el cual se mantuvo vigente el día de hoy al seguir sin solución la situación planteada.

“Esta situación es sólo una muestra más de la problemática que se replica en toda la Provincia y que es consecuencia directa de la decisión del Ejecutivo provincial de no invertir en obras y mantenimiento, a lo que se suma la inacción de la Suprema Corte y la Procuración General. Una situación que pone a diario en riesgo la salud e integridad física de quienes trabajan en el Poder Judicial, como así también de quienes diariamente concurren a las dependencias a realizar trámites”, finalizó Cianis.

 


 

 

 


 

Revista Tiempo 30

css.php