EL GUANTE ELECTRÓNICO QUE TIENE EL SENTIDO DEL TACTO

 

 


| CIENCIA & TECNOLOGÍA | Investigadores científicos del Instituto Tecnológico de Massachusetts han desarrollado un dispositivo que reconoce objetos por medio de la presión, que podría ser usado en robots o prótesis. El sistema se basa en entrenar a un algoritmo y en traducir la información sensorial en imágenes. Además, proyectan realizar el guante inalámbrico. El electrónico es un guante muy barato y recubierto por una red de sensores que le permiten reconocer objetos


 

|Un grupo de científicos del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) en Cambridge, Estados Unidos, ha presentado un estudio en Nature en el que han demostrado el funcionamiento de un guante muy barato y recubierto por una red de sensores que le permiten reconocer objetos, estimar pesos y transmitir información en tiempo real. Este tipo de sistema tiene múltiples aplicaciones, como el diagnóstico médico, el deporte, las manos robóticas y las prótesis.

____________

“Hemos demostrado la utilidad de una estrategia barata y simple para fabricar sensores táctiles con los que cubrir grandes áreas”, ha explicado el Director de la investigación.

____________

El guante electrónico

El guante desarrollado por científicos del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) en Cambridge, Estados Unidos, solo cuesta 10 dólares y es sensible a pequeños cambios de presión. Consiste fundamentalmente en una película adherida a un guante convencional, y recorrida por una red de 64 fibras conductoras: 32 discurren en una dirección y 32 en otra.

Este entramado genera 548 puntos en los que las fibras se cruzan y se solapan. Pues bien, estos puntos son precisamente los que funcionan como sensores de presión: cuando se ejerce una fuerza sobre ellos, la resistencia eléctrica disminuye y el dispositivo lo detecta.

 

¿Realmente se puede imitar el tacto?

Para los científicos la principal barrera por superar es tratar de aproximarse a la complejidad y refinamiento del tacto: “La mano humana es un sistema impresionante en términos de integración sensorial”. “Los sensores (o mecanorreceptores) son de distinto tipo y están en grandes números. Por eso, replicar todos los tipos de sensores y su alta densidad es, para mí, la principal dificultad”.

De hecho, consideran que los algoritmos y sistemas de inteligencia artificial ya han avanzado lo suficiente, en su capacidad de obtener información útil de grandes cantidades de datos (como serían una miríada de sensores). Por último, destacan que, a la hora de aplicar estos sensores a las prótesis, habría que afrontar otro problema añadido: el de integrar sistemas muy complejos con el cuerpo humano.

 

Proyectan hacer el guante inalámbrico

El Director de la investigación Subramanian Sundaraman (foto junto al guante electrónico) y sus colegas, esperan ahora poder hacer el guante inalámbrico y los dispositivos más compactos. Creen que su trabajo ayudará a perfeccionar sistemas de aprendizaje maquinal que crucen información visual y táctil.

En el futuro, adelantan que es posible que este tipo de sensores se usen en superficies más grandes, como el cuerpo de un robot, y que nos ayudarán a comprender el tacto biológico con mayor profundidad.

 


 

 


 

 

Revista Tiempo 30

css.php