| RAPPI ANUNCIA “RAPPI MEDICOS” | AMRA repudia el gravísimo accionar de la empresa Rappi Argentina en convenio con un laboratorio internacional

 

 


| EL “DELIVERY” QUE FALTABA. RAPPI ANUNCIA “RAPPI MEDICOS” | Advertencia del Sindicato Médico Argentino AMRA. Los médicos nucleados en AMRA repudian el gravísimo accionar de la empresa Rappi Argentina en convenio con el laboratorio internacional “SANOFI”, una trama de complicidades en la precarización y el fraude laboral. Las “apps de delivery” también quieren precarizar la salud de los argentinos


 

       Por Oscar Dufour | (*)     

 

|Empresas supranacionales como Rappi Argentina pretenden precarizar la salud de los argentinos. Según anunciaron los propios directivos de Rappi, planean llevar médicos a los hogares. Desde el Sindicato Médico Argentino (AMRA) denuncian que se está ante “un caso obsceno de precarización laboral”, y alertan que “los pacientes estarán expuestos a situaciones de fraude”. Además, invitan al resto de las organizaciones médicas a enfrentar esta grave problemática.

 

| El sistema arranca este mes en Colombia, y pretenden extenderlo a otros seis países de la región, entre ellos la Argentina |

 

__“Hace casi un año, Rappi, de origen colombiano, anunció un convenio con el gigante biofarmacéutico francés SANOFI para ofrecer servicios de asistencia en América Latina. En principio, repartirán productos de atención médica de venta libre. Pero en una segunda etapa quieren sumar otros servicios como ‘suscripciones para medicamentos recetados, interacciones en tiempo real con proveedores médicos y visitas de médicos a domicilio’.”__

 

| Advertencia del Sindicato Médico AMRA |

Los médicos argentinos nucleados en AMRA sostienen que Rappi pretende firmar un acuerdo con un laboratorio internacional con el propósito, según sus declaraciones, de “revolucionar el mercado del cuidado de la salud”, tal como lo hizo recientemente en Colombia. En una primera instancia de este proyecto se buscará ofrecer un “delivery de medicamentos” y en una segunda etapa, comerciar con “suscripciones para medicamentos recetados, interacciones en tiempo real con proveedores médicos y visitas de médicos a domicilio”.

 

Un marco de anomia. “Esta brutal novedad no nos extraña, ya que nuestra organización gremial sostiene desde hace muchos años que el sector de la salud pública carece hace tiempo de una política de Estado. Instalar este nuevo ‘servicio’, causaría que en el actual modelo multifragmentado se superpongan una suma de ‘ofertas’ para la atención de la enfermedad en nuestra sociedad. Este modelo mezcla el sector estatal desde la Nación, las Provincias y los Municipios, con la actividad privada de clínicas y sanatorios, de la seguridad social y de la medicina pre-paga, en un marco de anomia, es decir, una carencia total de normativas” aseguran desde la organización gremial médica.

 

Queda claro que no tenemos una política de salud, sostienen desde AMRA. Los médicos afirman de esta manera “Que solo se tiende a articular respuestas ante la enfermedad, que podrían prevenirse si hubiera políticas de Estado. Uno de los acontecimientos de los últimos tiempos que demuestran la postura del actual Gobierno frente a la grave problemática del sector ha sido la transformación del Ministerio de Salud de la Nación en una simple Secretaría. Por esta razón es que venimos planteando desde nuestro sector que estamos inmersos en una economía informal y con los trabajadores de la profesión médica precarizados, casi en su totalidad”.

 

“La salud es un derecho esencial y por ende, humano” sostiene el Sindicato Médico Argentino AMRA. Los médicos expresan que “Sacarle ese rango y poner parches para establecer curas a la enfermedad ha demostrado que los servicios desarrollados solo tienen un espíritu mercantil. Debemos admitir que la sociedad no pudo o no supo demandar una solución al problema de la salud pública, ya que en un modelo de negocios acceden los que disponen de dinero para comprar la salud, mientras el resto queda excluido. En este contexto, los médicos ya nos encontramos trabajando de manera precarizada, por lo cual la intrusión de la ‘Rappi-medicina’ estaría afectando aún más a la salud de la población”.

 

La plataforma Rappi no se reconoce como empleador y comete fraude. Con su insensibilidad ponen en riesgo la salud de una sociedad. “Es así como los oportunistas se aprovechan de la anomia y se instalan para fortalecer sus negocios y priorizar sus intereses particulares. La plataforma Rappi, que no se reconoce como empleador y comete fraude, es una empresa que se beneficia a costa de la hiper-precarización de los trabajadores y con su insensibilidad ponen en riesgo la salud de una sociedad. Esto es posible gracias a que reina la falta de regulación estatal y la falta de control por parte de los órganos de regulación, como también por los cómplices que permiten que esto suceda”.

 

__“Desde AMRA consideramos que este es un momento clave para reclamar y conquistar los convenios colectivos de trabajo que estamos solicitando y los acuerdos paritarios que negociamos, para no dejar que avancen los inescrupulosos que hacen esto con el permiso de nadie” concluyen.__

 

En Conclusión: Una trama de complicidades en la precarización y el fraude laboral. Maximizar ingresos a costa de los trabajadores es una constante en empresas supranacionales como Rappi y SANOFI. La aplicación de delivery es de origen colombiano en tanto el laboratorio mencionado, francés. En el medio, funcionarios del GCBA como Juan José Méndez sospechados de complicidades, fueron denunciados recientemente ante la Justicia por incumplimiento de los deberes de funcionario público.

Las empresas de delivery como Rappi, Glovo y PedidosYa no se hacen cargo de la protección de los trabajadores.Son empresas que hacen de “nexo” entre el usuario y quienes ofrecen un producto o servicio, y que consideran a sus trabajadores meros “colaboradores” independientes, sin derechos laborales. Desde ASiMM (Asociación Sindical de Motociclistas, Mensajeros y Servicios) que conduce Marcelo Pariente, -una de las primeras organizaciones sindicales en alzar la voz- reafirman que el Secretario de Transporte de CABA ‘Juanjo’ Méndez   protege a las empresas de delivery PedidosYa, Glovo y Rappi, para que en la ciudad de Buenos Aires funcionen fuera de la Ley. Algo similar también realiza el Subsecretario de Trabajo, Industria y Comercio (GCBA) Ezequiel Jarvis, aseguran. ASiMM planto a fines de 2018 una denuncia en el Juzgado Federal N°12 a cargo de Sergio Torres por la presunta comisión del delito de “tráfico y comercialización de estupefacientes”, lleva el número de causa 18606/2018, involucra a la Mensajería/aplicación GLOVO.

La logística en dos ruedas está completamente regulada, pero al parecer estas sociedades tienen vía libre para no cumplir la ley. Ahora, el Sindicato Médico Argentino (AMRA) alerta al tiempo que repudia, el delivery que faltaba: “RappiMédicos”. El gravísimo accionar de la empresa Rappi Argentina en convenio con un laboratorio internacional.

Los que quieran oír… que oigan

(*) Oscar Dufour es escritor, periodista y ensayista. Director General de 5minutosdenoticias y Revista Tiempo 30. Columnista de medios internacionales. Vicepresidente de la Asociación de Periodistas de Moreno – Provincia de Buenos Aires.

     


 

Revista Tiempo 30

css.php