TURKMENISTÁN | El “Cráter de Darvaza” denominado la “Puerta del infierno”, un pozo de gas que arde desde 1971

 

 

 

 


| El fuego arde hace 45 años | Sustentabilidad. “La puerta del Infierno”, que mide 69 metros de ancho y 30 de profundidad, los geólogos han intentado apagarlo en repetidas ocasiones y nunca lo han logrado. Un agujero gigante en el desierto de Karakum que se convirtió en una visita turística


 

 

|En el desierto de Karakum, a unos trescientos kilómetros de Adjaba, la capital de Turkmenistán, un País situado en Asia Central, el fuego arde desde hace más de cuarenta años.

 

Un pequeño accidente que debía subsanarse en días, derivó en un desastre que persiste desde hace décadas. Los geólogos soviéticos, con aquella impronta de obtener lo buscado a cómo dé lugar porque suponía el mandato del pueblo, buscaban petróleo. Con más voluntad que tecnología comenzaron a perforar para evaluar la disponibilidad del crudo que ofrecía el yacimiento.

 

_______

El pozo de Darvaza está situado sobre una cueva de gas natural: se supone que el fuego se extinguirá cuando se terminen las reservas de combustible allí almacenadas.

_______

 

Sorpresivamente se toparon con una inmensa burbuja de gas natural que compartía el espacio subterráneo con el yacimiento de petróleo. El gas empezó a brotar y el espacio que ocupaba en el subsuelo desapareció: en minutos el suelo colapsó y se abrió en un inmenso pozo que literalmente se tragó el campamento geológico de prospección.

 

 

| Un dron captura desde el aire un video de “La Puerta del Infierno” |

El dron, del fotógrafo italiano Alessandro Belgiojoso, logró capturar por primera vez un impactante video, desde el aire, de la famosa Puerta del Infierno.

 

 

_______

Una imponente característica del “cráter de Darzava” es que puede alcanzar la temperatura de los 1,000 grados centígrados.

_______

 

El pozo ardiente es un atractivo del lugar, pero más que nada un ardid para evitar una tremenda contaminación que, de apagarse el fuego, expulsaría a los habitantes a cientos de kilómetros a la redonda. Y también es una demostración de que la idea de que el hombre maneja a su antojo los recursos naturales es, aún en la era de la tecnología, apenas eso: una idea, una ilusión. La puerta del infierno, con el doble sentido que desde hace cuarenta años revela su nombre, así lo demuestra.

 


 

 

Revista Tiempo 30

css.php