INDONESIA | REENCUENTRAN A LA ABEJA MÁS GRANDE DEL MUNDO

 

 

 

 



| CIENCIA & NATURALEZA | Un grupo de científicos anunció el redescubrimiento de una especie de abeja gigante que se creía extinta desde 1981. Se trata de la abeja de Wallace, especie que mide aproximadamente seis centímetros. Esta especie de abeja gigante se creía extinta desde 1981



 

 

La abeja de Wallace también conocida como “MegaChile Plutón”, este insecto es el más grande de su especie y pese a su gran tamaño, los científicos pensaba que estaba extinta desde hace 37 años. Fue en enero de este año que un equipo de investigadores logró encontrarla y pudieron tomarle una foto.

 

 

Esta abeja gigante es hembra y vive en las islas Molucas en Indonesia.

En una de las islas de Indonesia, Clay Bolt, un fotógrafo de historia natural después de casi 40 años logró capturar imágenes de esta especie de abeja gigante que los científicos daban por extinta. “Fue absolutamente impresionante ver a este ‘bulldog volador’ que ya no estábamos seguros de que existiera” expresó Bolt.

 

 

Esta es la abeja más grande del mundo, del tamaño del pulgar de una persona adulta, tiene una envergadura estimada de 6 centímetros.

La abeja gigante hembra hace su nido en montículos de termitas arbóreas activas, utilizando sus grandes mandíbulas para recolectar resina de árbol pegajoso para alinear el nido y protegerlo de las termitas invasoras, de calor y humedad extremos y hasta de torrenciales aguaceros.

 

 

Curiosidades de la Abeja de Wallace.

 El equipo de investigación científica observó docenas de montículos de termitas en el transcurso de la búsqueda, pero fue hasta el último día, de una parada de cinco, en un área de interés que encontró a una sola hembra de Wallace que vivía en un nido en lo alto de un árbol, a unos 2.5 metros del suelo.

Esta especie de abeja lleva el nombre del entomólogo inglés Alfred Russell Wallace, co-descubridor junto con Charles Darwin de la teoría de la evolución a través de la selección natural, quien encontró al enorme insecto cuando exploraba la isla indonesia de Bacan.

La abeja no volvió a ser vista hasta 1981, cuando el entomólogo Adam Messer la redescubrió en tres islas indonesias y pudo observar parte de su comportamiento, pero desde entonces ningún otro equipo de búsqueda la había encontrado.

 


 

 

Revista Tiempo 30

css.php