LAS VERDURAS Y LAS FRUTAS NUESTROS MEJORES ALIADOS PARA ALIVIAR LA DEPRESIÓN

 

 

 

 

| SALUD & NUTRICIÓN | Entre los efectos positivos que tiene comer verduras y frutas, está el de aliviar síntomas de depresión y mejorar la salud mental. Sin embargo, un estudio que acaba de darse a conocer explica que no vale con comerlas de cualquier manera. Para que hagan efecto realmente han de ingerirse crudas

 

 

La investigación, desarrollada por el Departamento de Psicología de la Universidad de Otago, en Dunedin, Nueva Zelanda, explica que el modo de cocinar -o de NO cocinar, en este caso- las frutas y verduras  es realmente importante. Los autores del estudio señalan que “la investigación ha puesto de relieve que consumir vegetales sin modificar está estrechamente asociado con una mejor salud mental en comparación con tomarlos cocinados, en lata o procesados”.

 

 

 

 

 

 

Para llegar a dicha conclusión, estudiaron a más de 400 personas de entre 18 y 24 años residentes tanto en Nueva Zelanda como en Estados Unidos y comprobaron si consumían verduras y frutas y de qué manera. Se centraron en este grupo de edad porque se encuentran entre los que menos consumen y, al mismo tiempo, los que tienen un mayor riesgo de caer en depresiones y problemas de salud mental. Además de sus hábitos, se estudiaron otros factores como su estatus socioeconómico, su género o su etnia.

 

 

 

 

 

 

Lo que ocurre al cocinar frutas y verduras es que, por un lado, se hacen más accesibles y resultan más fáciles de masticar. Pero, por otro lado, está comprobado cómo los procesos de cocinado hacen que disminuya la presencia de determinados nutrientes hidrosolubles como la vitamina B y C.  También provocan que disminuyan el número de enzimas presente. Sin embargo, en el caso de otros nutrientes como los antioxidantes o los minerales como el zinc, el hecho de cocinar no hace que desaparezcan. Es más, cuanto más largos eran los procesos de cocción, más nutrientes se perdían por el camino.

 

 

 

 

 

 

 

El estudio, además, sirvió para establecer una escala de las frutas y verduras más saludables para nuestra salud mental. Los mejor valorados fueron las zanahorias, los plátanos, las manzanas, verduras de hoja verde como las espinacas, los pomelos, la lechuga, las frutas cítricas, las bayas frescas, los pepinos y los kiwis.

 

 

 

 

 

 

 

Se da la casualidad, además, de que muchas de las verduras mencionadas se consumen en crudo de forma habitual. Quizá la única que se come cocinada más a menudo es la zanahoria, pero siempre hay la posibilidad de añadirla rallada en la ensalada. Todo sea en busca de una mejor salud mental.

 

 

Revista Tiempo 30

css.php